“Con amor, pasión y ganas, no hay techo”
Vida UCALP

“Con amor, pasión y ganas, no hay techo”

No te pierdas la historia de Marilú Carolina Rodríguez Bustos, graduada de la Facultad de Derecho en nuestra Casa de Altos Estudios en el 2014; docente de la Escuela Superior de Derecho y Práctica Forense y conferencista en jornadas nacionales e internacionales.

“Soy la primera generación que ha logrado un título universitario en mi familia de clase obrera.
Al día siguiente de graduarme como abogada, mis convicciones políticas y mi compromiso con la administración pública me dieron la oportunidad de trabajar en la gestión del Dr. Gabriel N. Katopodis, como profesional en la Dirección de Asesoría Jurídica de la Municipalidad de San Martín. En el 2016, asumí como subdirectora legislativa de Bloque FPV, en el Honorable Concejo Deliberante de Merlo, gestión Dr. Gustavo Menéndez, donde me desarrollé como técnica, lo que me abrió las puertas para presentar un amparo que patrocinaba a las distintas entidades intermedias y clubes del distrito contra el Poder Ejecutivo Nacional (Ministerio de Energía y Minería)-ENRE y EDENOR para frenar los aumentos desmedidos de tarifas del servicio de luz, obtuve mi primer éxito jurídico federal en defensa de los intereses de los usuarios, tuve muchos obstáculos pero los vencí a través del conocimiento y la preparación y, sobre todo, no perdiendo la fe y la perseverancia.

La formación recibida en la Universidad me proporcionó las herramientas necesarias para asumir una función de conducción en el ámbito público. Actualmente, estoy como directora de despacho en el Hospital Nacional Posadas, acompañando la gestión del ministro de Salud Dr. Ginés González García y del subsecretario de Gestión de Servicios e Institutos, Dr. Alejandro F. Collia, del Ministerio de Salud de la Nación; ejerzo el apostolado del derecho en estos momentos de emergencia sanitaria, muy duros, pero tengo la esperanza de que vamos a salir adelante cuidándonos y con el esfuerzo de todos y la ayuda de Dios para reencontrarnos y celebrar la vida.

Gracias a cada docente por las enseñanzas y, en particular, a los que me dejaron una huella. Gracias a mis afectos y, en especial, a mi mamá por el apoyo de siempre y a mi papá que, desde el cielo, me bendice, el ejemplo y sacrificio de ambos fue lo que realmente me inspiró y me hizo llegar a la meta.

Con Amor, pasión y ganas, no hay techo. ¡Fuerza! Solo hay que animarse, y, cuando ejerzan, háganlo desde lo humano con el corazón y el alma”.

Etiquetas: , ,

X