Efectos del envejecimiento en la marcha y la postura
Vida UCALP

Efectos del envejecimiento en la marcha y la postura

Vida UCALP se acercó para entrevistar a una destacada profesional en el campo de las ciencias del movimiento, quien recientemente disertó en la Facultad de Ciencias de la Salud de nuestra Universidad sobre el interesante tema de la marcha, la postura y el envejecimiento.

Invitada por la carrera de Kinesiología y Fisiatría, la Dra. Natalia Madalena Rinaldi (Universidade Federal do Espírito Santo, Centro de Educação Física e Desportos – CEF, Brasil) acercó a los alumnos de la carrera sus conocimientos y experiencia en una presentación que ofreció una visión profunda y perspicaz sobre cómo el paso de los años puede influir de manera significativa en la movilidad y la alineación corporal.

La profesional fue recibida por el Vicedecano interino a cargo de la Facultad de Ciencias de la Salud, Rafael Otero, el Director de la Licenciatura en Kinesiología y Fisiatría, Ramón Omar Verón, la Coordinadora de la Licenciatura en Kinesiología y Fisiatría, Celia Iglesias y la Directora de la Licenciatura en Terapia Ocupacional, Silvina De Marzo.

A través de esta entrevista, exploraremos en mayor detalle sus perspectivas, hallazgos y consejos en relación con un tema de gran importancia para la salud y el bienestar de las personas a lo largo de sus vidas.

¿Cuáles son los cambios más significativos en la marcha de una persona a medida que envejece y cómo afectan a su movilidad?

Entre los cambios más significativos están la reducción de la longitud del paso y la velocidad de ese paso. Eso es lo que analizamos. Un toque del talón derecho al izquierdo, una reducción en la longitud y en la velocidad significa que puede tener un problema de estabilidad. Y la consecuencia de eso es que la persona no puede adaptarse a las exigencias cotidianas, como por ejemplo puede ser superar un obstáculo. Y en estas situaciones es cuando puede ocurrir una caída.

¿Puede explicar cómo influye el envejecimiento en la postura corporal y cuáles son las implicaciones para la salud a largo plazo?

Lo mismo que comentábamos sobre la marcha ocurre con la postura y el control del equilibrio en las personas mayores. Hay una reducción en el sistema sensorial, de la visión, de la propiocepción y del sistema vestibular ya que esto se da con el proceso de envejecimiento. Y con eso hay también una pérdida de la función muscular y de las fibras musculares y esto acaba generando rigidez postural. Estos cambios también conducen a un cambio en la orientación y en la estabilidad. Por lo que la persona mayor al tener un tropiezo le resulta difícil tener un proceso de recuperación de ese equilibrio perdido. Esas son las principales alteraciones.

¿Cuáles son los factores biomecánicos claves que contribuyen a los cambios en la marcha y la postura durante el envejecimiento?

Durante el envejecimiento se necesita, por ejemplo, un aumento de la base de soporte. Las personas mayores necesitan aumentarla para tener mayor estabilidad ya que tienen dificultades para controlar el centro de masa que es un factor biomecánico dentro de la base de apoyo. El centro de masa necesita más espacio para oscilar dentro de esa área y si el centro se sale de la base de soporte vos tenés una caída. El otro factor biomecánico se da en los cambios de marcha. Entonces, si las variables que había mencionado como reducir la velocidad, reducir el paso y la postura, terminan oscilando más, esto hace que aumente el centro de presión. Y todo esto tiene que ver con cambios mecánicos debido al proceso de envejecimiento y estas cuestiones pueden llevar al momento de las caídas.

¿Existen diferencias significativas en la marcha y la postura entre personas de diferentes edades en Brasil y Argentina? ¿A qué se deben estas diferencias?

No podría decirte ya que nunca se han hecho estudios comparativos. Generalmente hay una muestra representativa que publicamos directamente en revistas especializadas. Pero sería interesante trabajar un poco comparando el porqué de cada lugar ya que cada región tiene una característica especifica. Hay lugares que tienen, por ejemplo, más calles cuesta arriba y otras más planas cuesta abajo. Entonces, por ejemplo, una persona mayor que sube y baja o pasa por zonas que requieren más equilibrio, esto podría dar cuando evaluamos que tienen mejor control en comparación con otra persona que no tiene una situación más cómoda o que es más plana para caminar. Eso podría marcar una diferencia.

¿En qué edad comenzamos a declinar respecto al tema de la marcha y la postura?

A partir de los 50 a 60 años comienza a haber un descenso o declive.

¿Qué estrategias o ejercicios recomienda para mantener una marcha y una postura saludables a medida que envejecemos?

Ejercicios que tengan que ver con fortalecimiento muscular y también ejercicios en el que manipulen esta información sensorial, la visión, el sistema propioceptivo, la doble tarea y luego repasar una tarea combinada con otra. Situaciones que están presentes en nuestra vida diaria en las que las personas mayores terminan teniendo esta reducción. Pueden ser por ejemplo caminar y pasar un obstáculo con una bandeja o caminar y contar o nombrar países o cosas que trabajen también su cerebro.

¿Si hago estos ejercicios, de acuerdo con este estudio o su experiencia, hay un porcentaje que diga que hay chances de no tener problemas o llegar mejor?

No hay un porcentaje, pero si mantenés un estilo de vida saludable hay una diferencia con las personas que no lo tienen. Pero cuánto porcentaje de probabilidad es difícil de cuantificar porque hay factores de riesgo. Es como en los atletas, que por ahí los exámenes no revelaron nada y el día del partido hacen un movimiento en el que reciben una carga diferente en el músculo o en un hueso y luego llega la lesión.

 

Etiquetas: , , , , ,

X