Carrera de turismo en la Universidad Católica de La Plata
Vida UCALP

Cómo el Turismo cambió mi vida

Chile

Fue al otro día de haber vuelto de mi viaje de egresados cuando caí que tenía que pensar seriamente qué quería ser cuando fuese grande. Y sí, fue de los momentos más difíciles que tuve que afrontar yo sola. Sí, sola, porque hasta ese momento, aunque creemos que tomamos todas las decisiones solos, en la mayoría intervinieron nuestros padres (por suerte).

Pero ese momento era distinto, llegaba la hora de elegir y no era mucho el tiempo que tenía. Difícil, raro, incómodo. No me gustaba. Mi tema con esto era: ¿elijo una carrera que me guste estudiar o estudio algo que me guste hacer el resto de mi vida? Qué dilema. Pregunta que no tenía respuesta en Google. También investigué y pregunté si ambas variables juntas podían darse: Google ha encontrado 0 resultados.

Fue ahí donde tomé una hoja y la dividí en 4: “Cosas que me gusta hacer”, “cosas que no”, “cosas que sí me gusta estudiar”, “cosas que no quiero estudiar”. Tuve un resultado. Interesante. Bien por mí, no había comenzado la facu, pero algo tenía. Ahora empezaba la búsqueda de la carrera, y era otra etapa nada sencilla.

Pasé por varias preselecciones: idiomas, administración de empresas, profe de geografía, marketing. Y un día alguien me dijo una palabra que desde ese momento hasta ahora cambió todo: Turismo. Sonaba lindo, había match con gran parte de las cosas que había marcado, me gustaba viajar.

ME LLAMARON A EMBARCAR, ME SUBÍ A ESE AVIÓN

Dicen que cuando uno hace lo que quiere y disfruta, el tiempo pasa rápido, y mi etapa como estudiante de turismo voló. En el primer año de la carrera me decidí a hacer una experiencia al exterior. Realicé un Work&Travel a Estados Unidos donde trabajé como instructora de ski y experimenté vivir y viajar con amigos en otro país a los 18 años.

Al siguiente año me fui sola a trabajar durante la temporada de verano a un hotel 5 estrellas en Búzios, en el área de recepción. Después, volví y comencé a trabajar en la recepción de un hostel en La Plata, trabajo que me encantó porque podía tener contacto a diario con chicos extranjeros y saber por qué elegían venir a La Plata.

Una vez graduada, comencé a trabajar en una Consultora de Turismo en Buenos Aires y ahí aprendí lo inmensa que es una nuestra carrera, cuántas cosas se pueden hacer. Participé de Planes Estratégicos, implementación de Programas de Calidad, viajé por toooodo el país conociendo gente, visitando empresas, viendo cómo se desarrollaba el turismo en nuestro país. Cuatro años después de haber comenzado la facu estaba haciendo muchas cosas, más de las que había imaginado, ¡ah! Y también estaba recorriendo el mundo.

*Nota: para un Licenciado en turismo, los viajes son parte de nuestro desarrollo profesional, sea que los hagamos por temas laborales o por placer, siempre serán clave en lo que hagamos luego.

Hace unos años tuve un desafío a cargo: pensar y diseñar una carrera de Turismo para una Universidad reconocida y con años de trayectoria. Fue ahí donde empecé a armar un rompecabezas con todo lo que había aprendido como estudiante y como profesional. Sabía lo que necesitaba un Licenciado en Turismo, lo que no, lo que buscan las empresas y lo que te da un diferencial el día de mañana frente a otros colegas. El desafío fue otra experiencia increíble: hablar con empresarios, egresados de otras carreras, profesores. Y un día lo terminamos. Y un día lo lanzamos. Y hoy existe.

Este viaje me llevó a estar a cargo de una carrera de Turismo que tiene todo lo que me hubiese encantado estudiar cuando (hasta no hace mucho) estaba del lado del pupitre. Saber que el esfuerzo de haber estudiado Geografía Mundial, Historia de la Cultura, Patrimonio, Administración Hotelera, Marketing, Promoción de Destinos, Tecnología y muchas otras materias me sirvieron ya sea para trabajar en proyectos grandes así como en algo tan importante como saber atender a un turista y ver dónde hay oportunidades para emprender algo propio. Por eso me propuse diseñar la mejor carrera de Licenciatura en Turismo y que otros pudieran estudiar lo que realmente necesita quien se dedique a esta hermosa profesión.

Esta profesión me permitió conocer los secretos del mundo: gente, culturas, destinos, aventuras, idiomas, saber que hoy estoy acá, pero mañana podría hacer lo mismo en cualquier rincón del mundo es algo impagable.

Lic. Ronit Gossis
Directora de la carrera de Turismo UCALP

Autor: UCALP